A FREÍR SE HA DICHO


Pues aquí donde me veis, yo gané un campeonato de freír huevos, ¡y de ámbito mundial (que para eso fue en Bilbao)
Estaba cenando en el hotel la noche antes, con mi compañero de escena Juanma Lara, cuando se acercó el relaciones públicas para invitarme a participar en el campeonato de”freidores de huevos” que se organizaba anualmente en ese mismo comedor al siguiente día. Yo sólo tenía que hacer una entrevista en la T V para promocionar la función que estábamos representando en la “Semana Grande”, de modo que acepté, siempre que me dejasen freír  la primera, para no andar con agobios y , eso sí, advertí que no consentiría “pucherazo” alguno; que en Madrid también podíamos ser de lo más agresivo cuando nos tocan las narices.¡Cuidadito conmigo!
El hall y el comedor bullían al acercarse la hora .Las mesas se habían cubierto con blancos manteles y en la central, ese infiernillo con su sartén, su aceite, su espumadera y sus platos. Casi todos mis adversarios eran hombres. Un señor de pelo cano y chapela , templaba amorosamente entre sus manos dos huevos traídos de su casa ; sin duda era el eterno aspirante anual. Los demás concursantes eran locutores, periodistas y un buen número de políticos de diversos partidos.  
Estos no traían huevos.
Recuerdo que, para ahorrar tiempo, freíamos por parejas, y la mía fue el representante del PSOE.. .¡ Mira que le advertí que esperase a que el aceite humease un poco. ¡Pues nada, lo echó en la sartén antes de tiempo y el huevo se le quedó birrioso, blanducho y sin puntillas.
Tras una espera que, por la impaciencia, se me antojó tensa y larga , se dio el veredicto y…mi magistral “fritada” se los cargó a todos.
Fue muy emocionante.
Cuando llegué al estudio para la entrevista, me estaban esperando con una sartén, delantal y, cómo no, un par de huevos, para que demostrase mi maestría por segunda vez.
Pienso ahora que debería haber cobrado ¿no os parece?¡Oye, no se tiene a una campeona mundial todos los días!
¡Si es que soy tonta…!


Publicar un comentario